jueves, 22 de julio de 2010

Sólo venimos a soñar.

Solo vinimos a dormitar, sólo vinimos a soñar:
No es verdad, no es verdad que vinimos a vivir en la tierra.
En la hierba de primavera vinimos a convertirnos:
Llegan a reverdecer, llegan a abrir sus botones
Nuestros corazones:
Es una flor nuestro cuerpo: algunas flores da y se seca.

Poema náhuatl.

3 comentarios:

Staywithme dijo...

Y si sólo venimos a soñar, pues entonces, en cada sueño podrá florecer una "realidad" inexplicable,
qué mejor vivir.

Sophie dijo...

Linda frase!

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Qué bonito y reflexivo poema nahuátl nos traes, me recuerda a los de Netzahualcóyotl, el rey poeta de Texcoco. Un beso y muy feliz semana.