jueves, 8 de abril de 2010

La Mer.



Y si me voy al mar, y si cantamos sobre espumas y comemos sal.
Nada me parecería tan azul como tu piel.
Mujer que ojos tan cafés y azules por dentro tienes,
Es que el mar es tu espejo, ahí donde veo tus senos escasos,
Y tus largas piernas. Donde eres más bonita.
Nademos en el mar, sobre las olas grandes y de estambres
Alejándonos del mundo.
Hay veces en que tu piel se arruga perfectamente, como si fuera una oración,
Y tu ombligo es una pocita de agua dulce que me quita la sed.
Derritamos el aire debajo del mar, nademos hasta perdernos
En la perfección del azul.


Francisco Rico Hernandez.

10 comentarios:

Lydia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lydia dijo...

la sutileza de la pasión es este poema. Me gusta.

la mer,mira que es una palabra francesa que no me gusta para describir algo tan inmenso, libre y bello como la mar (que dirían aquellos pescadores). Será que la mer me recuerda foneticamente a una palabra nada semejante a su significado real ;). Caprichos de los idiomas,jejej.
He descubierto tu blog y creo que me gustará mucho, pero ya lo leo más despacio mañana, que son horas de descansar.
Un saludo!

PinKbutTerflY dijo...

Hermoso.
Tan sutil y poético.
Lo amé.

un abrazO.

Mónica PG dijo...

Muy sugerente y capaz de transportarte allí donde la unión del cielo y la tierra alcanza su punto más bello.

Saludos!

Miss Morphine dijo...

me encanta el texto y la foto!
yo soy Berta :)

FER! dijo...

Un escrito "refrescante". Las sirenas salen del mar a la media noche, y bailas al compás del oleaje!
Saludos desde Argentina, colega.

FER!

Verónica Avilez dijo...

A mí también me saben bien las tuyas. Algo saldas esta vez, pero la sal le da sabor a las cosas.

Un beso Francisco.

Mendey dijo...

odio los lunes, y aveces soy alegre aveces me gusta ver la luna por las noches me encanta ver el amanecer y tú peaton que es lo que te gusta eres buena persona yo si lo soy :)
un beso grande y me encanto la mer.

Xiomara Beatriz dijo...

Nadamos por el mar de tus letras que no saben a sal sino a pasión…con el ímpetu de las olas y nos alejamos con tu vocablos por la extraordinaria poesía …besos

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Pues justamente estaba pensando en colgar mañana, en otro de mis blogs, en "Música y Poemas", un clip sobre la mítica canción de Charles Trenet, "La mer", cuando estos versos han aparecido ante mí en ese horizonte azul verdoso y los he leído al ritmo cadencioso de esa canción francesa tan bella como el poema. Y otro beso...