viernes, 8 de enero de 2010

El gobernado.

Bajo el temporal caluroso que secaba los jardines y que dificultaba vivir, se encontraban en solitario el presidente y un pequeño y desorientado reportero en el Palacio de gobierno de aquella república olvidada en los caminos del desamparo .
El presidente vestido de un negro lúgubre, solemne y altivo fumaba sin prejuicio alguno,con la mala suerte a su favor el reportero estaba sentado a lado de aquel hombre acostumbrado a mandar. Era la primera vez que estaba junto al presidente y sabia que no debería de desperdiciar la ocasión a pesar de que sus emociones y su falta de experiencia estuvieran de su parte.
Siempre había soñado con dañar a la oligarquía y al gobierno espurio de los transgresores de la ley, y cuando estaba preparando el veneno de preguntas que comprometieran a su entrevistado, el presidente le preguntó:
- ¿Qué horas son?
- Las horas que usted quiera señor presidente.





8 de enero del 2010.
Francisco Rico Hernandez.
Cosamaloapan, veracruz.

5 comentarios:

Basurero Usurero dijo...

Hahahahahahahaha, que buena, maestro; estaré volviendo. Suerte.

Dafne Isern dijo...

El tiempo es de lo más relativo que puede haber. Qué graciosa la respuesta después de toda aquella introducción :)

Staywithme dijo...

Entre los sueños de ser héroe y el temor a la autoridad puede haber un gran abismo..
pocos lo cruzan, no?

Andrea Adum dijo...

Jajajajaja! SIempre es así! Nos la queremos dar de vivos y al final, siempre se nos cae la careta y se muestra la capa cobarde. HOLA! Ya tenía mucho sin saludarte. Espero que este año te traiga más ideas de esas que te hacen alguien tan único. Un beso!

Jénnifer dijo...

Jajaja, muy buena, si señor.

Bonita metáfora la que utilizaste para describir mi entrada.

(te aviso que he publicado una nueva entrada y estás invitado a leerla si lo deseas )
Gracias por tu visita, como siempre.

Besitos silenciosos.