lunes, 24 de mayo de 2010

Pajaro Azul

hay un pájaro azul en mi corazón que
quiere salir
pero soy duro con él,
le digo quédate ahí dentro, no voy
a permitir que nadie
te vea.
hay un pájaro azul en mi corazón que
quiere salir
pero yo le echo whisky encima y me trago
el humo de los cigarrillos,
y las putas y los camareros
y los dependientes de ultramarinos
nunca se dan cuenta
de que esté ahí dentro.
hay un pájaro azul en mi corazón que
quiere salir
pero soy duro con él,
le digo quédate ahí abajo, ¿es que quieres
hacerme un lío?
¿es que quieres
mis obras?
¿es que quieres que se hundan las ventas de mis libros
en Europa?
hay un pájaro azul en mi corazón
que quiere salir
pero soy demasiado listo, sólo le dejo salir
a veces por la noche
cuando todo el mundo duerme.
le digo ya sé que estás ahí,
no te pongas
triste.
luego lo vuelvo a introducir,
y él canta un poquito
ahí dentro, no le he dejado
morir del todo
y dormimos juntos
así
con nuestro
pacto secreto
y es tan tierno como
para hacer llorar
a un hombre, pero yo no
lloro,
¿lloras tú?


Charles Bukowski

5 comentarios:

Diario de un PEaton dijo...

Este es un poema que mando una chica por mensajeria electronica, me resulto un misterio porque solo me dio el titulo y al autor del poema, Tal vez lo recibi porque ella penso que no hay alguien mas capasitado para esos menesteres que el mismo tipo loco que por muchos años estuvo enamorado de ella irremediablemente y que sin embargo nunca se lo dijo hasta 8 años despues, o como diria Bukowski; por fin volo el pajaro azul.
o Viceverza.

Dafne Isern dijo...

Tranquilo, no me tomé tu petición al pie de la letra :)

Llorar lloramos todos. Hasta los sauces lo hacen.

Un beso muy fuerte.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Hola, Francisco. Hermoso y profundo el poema de Bukowski, uno de esos escritores y poetas malditos para la sociedad "bienpensante", como lo fueran Baudelaire, Rimbaud o Verlaine en su día. Me ha gustado y mucho. Un beso y pasa un muy feliz fin de semana.

Xiomara Beatriz dijo...

Leía este poema Francisco….pensaba en la jungla de nuestras almas…en la fatiga de la vida…entre cielos …jardines …infiernos …purgatorios…en el ghetto donde nos aislamos de esa masa con diversos nombres…con el don del fantasma eso pensamos …mas sin embargo el corazón ardiente va dejando huellas que los fantasmas no dejan… el corazón tiene miedo …y aísla a ese pájaro azul…que quiere volar pero nos hace sentir vulnerables…prefiero sentir que ser una aparente roca fría….así que lloro a mares…cuando así lo siento…besos

Jénnifer dijo...

Yo también lloro. Lo hago en secreto, en público, entre amigos...pero lo hago. Todos lo hacemos.

Este poema es maravilloso, Bukowski. :)

Espero que hayas pasado una buena semana, ¿Cómo llevas el comienzo de la nueva? Ando un poco liada con los estudios, en mi nueva entrada lo explico. Pero no me olvido de ti, ni del blog. Aunque como bien has dicho, no paso tanto como antes, mil disculpas.

Besitos bloggeros.