jueves, 13 de agosto de 2009

La estancia.

Los rayos del sol inclinan a las sombras,
el aire del viento prolonga el bochorno,
el ruido de la calle destempla la estancia
de las buenas conciencias.
La puerta de la casa de la abuela esta entreabierta,
es la hora de abrir los ojos, callar y descubrir...

Francisco Rico Hernandez.

4 comentarios:

SaNDra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leonard dijo...

Gracias por la critica, me pareció muy agradable leerla (odio cuanto alguien deja un comentario simplemente hablando de su propio blog, sin tomar en cuanta las palabras expuestas donde escribe sus tardeces, así que intentare hacerlo, lo mas fácil) mi historia no tiene laguna alguna, simplemente publico trozo tras trozo de un libro que ya va muy avanzado, aquí ha de haber unas 40 o 45 entradas, tendrías que leerlas todas para comprender; lo lamento, mi objetivo es simplemente buscar en la mayoría de las entrada un fin sin comienzo, en esta no lo era.
Muchas gracias por la crítica, por tomarte el tiempo a hacerla. ^^
Sobre tu entrada, es agradable, no se que mas decir, podría decir que no me trasmite ansiedad, solo sopor, eso parte texto, supongo.^^
Gracias

La Caperucita que se comió al lobo. dijo...

me imagino leyendo este texto en un porche de una casa de madera...
y no se porque...

Huellas del pasado dijo...

Aquellos que pretenden buscar y descubrir...son aquellos que pierden mas.

y por eso...



"La curiosidad mato al gato"