lunes, 21 de junio de 2010

Ratros I

Fue como si nunca hubiera muerto,
era como si nunca habría estado en el vientre de su madre,
húmedo, esporádico, soñando.
Vio la luz, y aunque duro poco el grito, el
nació a la vida, fue un ser con luz.


Francisco Rico.

1 comentario:

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Un ser iluminado por la vida...Precioso, Francisco. Otro beso.